Universidad pública y regional al servicio de las y los estudiantes de Aysén

Al dar inicio oficial al nuevo año académico 2019, quisiera mencionar en primer lugar lo agradecida que me siento de estar hablando hoy frente a todos ustedes, darles la bienvenida a todas y todos mis nuevos compañeros de universidad, a quienes recibimos con mucha alegría y orgullo en las aulas de nuestra querida Uaysén.

En segundo lugar, quisiera dejar expresado en sus corazones que dejen los prejuicios de lado, solo por el hecho de que esta universidad es nueva y regional. La universidad tiene grandes académicos, a quienes les interesa realmente que aprendamos; convivimos diariamente en un ambiente familiar donde conoces a todos y cada uno de los alumnos y alumnas que ingresan y se quedan con nosotros. Aquí se vive y se respira la noción de universidad pública y estatal.

Igualmente, quisiera decir que para muchos es difícil ingresar a la educación superior y hoy la universidad nos da la posibilidad de que estudiemos con calidad, pertinencia y con un fuerte carácter regionalista. 

Una Universidad con un gran nivel de exigencia, por ello les invito a probar el sabor de la universidad de Aysén.

En tercer lugar, quisiera agradecer a la universidad por los beneficios que me ha otorgado. Espero que, al igual que yo, ustedes puedan ser beneficiarios de ellos, durante su estadía como alumnos de esta casa de estudios.

Por otro lado, no quisiera dejar pasar la importancia de devolverle la mano a esta región con nuevos profesionales, nacidos en ella. Eso, sin duda, es un gran adelanto y oportunidad para esta naciente tierra, en el ámbito universitario.

Para finalizar, deseo expresar mis sentimientos de gratitud a la Universidad de Aysén y espero que cada uno de ustedes pueda en el tiempo decir y sentir que somos parte de una universidad que nos valora más que como alumnos, como personas, que esperamos servir a nuestra comunidad y a nuestra querida región de Aysén.

Discurso ceremonia de inauguración del Año Académico 2019 de la UAysén