Universidad de Aysén da cuenta de los principales desafíos para el año académico 2019

En un encuentro con la prensa regional, la rectora de la universidad de Aysén, María Teresa Marshall Infante y su equipo directivo dieron a conocer los principales avances de la casa de estudios y los desafíos para el año académico 2019.

 

En dependencias de la cafetería universitaria, la rectora de la Universidad de Aysén, María Teresa Marshall Infante se reunió con representantes de la prensa regional con el objetivo de dar cuenta de diversos aspectos en los que la casa de estudios regional ha trabajado durante los últimos meses, así como también, los principales actividades y desafíos para el inicio del tercer año de vida académica.

La actividad contó además con la participación de los directivos de la institución de educación superior, encabezados por el director académico, Sergio Martinic; la directora de vinculación con el medio, Haydée Domic; el director de planificación, Boris López; la directora de administración y finanzas, Angélica Oyarzún y la directora (s) de investigación Andrea Foessel. Asimismo, estuvieron presentes el encargado de Relaciones Internacionales, Pablo Loayza, junto al secretario general, Selim Carrasco y el contralor universitario, Víctor Oyarzún.

En la ocasión, la rectora Marshall informó respecto de los resultados del proceso de admisión 2019, lo que permitió la incorporación de 124 nuevos estudiantes a la universidad, completando de esta manera una matrícula total de 300 estudiantes, quienes provienen en un noventa por ciento de la región de Aysén, principalmente de las comunas de Coyhaique y Puerto Aysén, y en menor medida de las comunas de Cochrane, Chile Chico, Cisnes, Guaitecas y Puerto Ibáñez. Asimismo, indicó que también hay estudiantes que provienen de otras regiones e incluso desde el extranjero, lo que da cuenta del posicionamiento de la Universidad de Aysén como una alternativa para los estudiantes, no solo de la región, sino también de otras regiones y países.

 

Al ser consultada respecto de las proyecciones de estudiantes para los próximos años, la máxima autoridad universitaria señaló que esperan contar con alrededor de 500 estudiantes con las primeras seis carreras, sin embargo, se espera crecer a partir de la incorporación de nuevas carreras de pregrado a contar del año 2020. “Tenemos claro que tenemos que crecer y no podemos hacerlo solamente con las cerraras que tenemos, necesitamos ampliar la oferta, por eso tomamos la decisión de contar con nuevas carreras, como universidad estatal tenemos que desarrollar carreras dentro de un procedimiento de aseguramiento de la calidad y para ello se está realizando un proceso de exploración de nuevas carreras considerando por ejemplo que éstas tengan pertinencia regional, que se diferencia de otras carreras que se dicten en la macrozona sur, programas de estudio que la universidad pueda abordar financieramente, que exista interés por parte de los estudiantes, así como también, que permita realizar sinergias con las áreas de conocimiento que actualmente se están desarrollando”, puntualizó Marshall.

En este mismo ámbito, la rectora enfatizó que este proceso ya fue aprobado por parte del Consejo Superior de la universidad, por lo que se está desarrollando un trabajo sistemático y riguroso que permita contar con tres o cuatro nuevas carreras en el área de la ingeniería, salud y ciencias sociales a contar del año 2020.

 

Otra de las líneas a través de la que la universidad también espera crecer están asociadas a la formación de postgrado. “Hoy lo que se está haciendo en las universidades es articular las carreras con programas de magister, porque hay temas que no se abordan en el pregrado porque son mucho más especializados, de esta manera lo que vamos a trabajar es cómo los estudiantes obtienen su grado académico, y luego al cursar un año más pueden obtener su grado de magister”, indicó María Teresa Marshall.

 

Por otra parte, respecto de la formación continua la rectora señaló que la institución se encuentra trabajando desde el año 2018 en el desarrollo de una propuesta que permita la generación de programas de diplomado, generando de esta manera un sistema de educación continua al interior de la casa de estudios.

 

Infraestructura Universitaria

 

Al ser consultada por la prensa sobre el campus definitivo de la universidad, la rectora Marshall indicó que actualmente la casa de estudios se encuentra desarrollando, la etapa de diseño del campus, proceso que fue licitado y adjudicado recientemente a la empresa Más y Fernández, quienes deberán finalizar dicho proceso en el mes de septiembre y de esta manera licitarse el proceso de construcción. “Lo que nosotros consideramos en esta propuesta es que fuera un edificio posible y fácil de construir, por lo que esperamos poder iniciar la construcción en enero del año 2020, por lo que deberíamos estar con estudiantes en el futuro campus el segundo semestre del año 2021”, indicó la rectora María Teresa Marshall.

 

Cabe señalar que actualmente la casa de estudios se encuentra finalizando el proceso de adecuación de dependencias del campus Lillo, con el objetivo de recibir a los nuevos estudiantes que se suman el año 2019 a la casa de estudios regional.

 

 

Financiamiento

 

Respecto del financiamiento con el que cuenta la casa de estudios, la máxima autoridad regional enfatizó que actualmente se cuenta con recursos que permitirán sustentar su funcionamiento tras la aprobación de la Ley de universidades estatales. “Recién este año nosotros hemos logrado contar con mayor claridad respecto de financiamiento y el futuro de la universidad, el año 2018 se promulgó la ley de las universidades estatales, la que estableció un fondo de fortalecimiento de las universidades de 18 mil millones de pesos, el que será distribuido entre los 17 planteles estatales que componen el consorcio, obteniendo cada casa de estudios un monto cercano a los 700 millones de pesos anuales, lo que nos permitirá el funcionamiento del plantel durante los próximos años”, indicó María Teresa Marshall.