PEDI fue aprobado con elementos de vanguardia y proyecta el futuro de la UAysén

El documento que fue recientemente aceptado por el Consejo Superior contiene principios que además de ir acorde a las reformas realizadas en materia de acreditación integra elementos de equidad de género.

En su última sesión realizada el 2 y 3 de mayo los integrantes del órgano de gobierno aprobaron una serie de documentos que se encuentran orientados a mejorar la gestión de la Universidad. Así como también, establecer medidas para conducir al crecimiento de la institución y asegurar una gestión de calidad. Entre estos se encuentra el Plan Estratégico de Desarrollo Institucional (PEDI), el cual determina el rumbo que tomará la casa de estudios durante los próximos cinco años.

El PEDI establece las prioridades que la institución patagona espera desarrollar en el periodo 2019-2023 comprendiendo distintos mecanismos de verificación, los cuales se irán revisando de forma periódica como una manera de asegurar la calidad de la Universidad. Cabe destacar que la elaboración de este plan es el resultado de un trabajo constante que se remonta al año 2016 y el cual ha incluido la participación de directivos, académicos y funcionarios.

El director de Planificación Estratégica y Aseguramiento de la Calidad, Boris López, señaló que “el PEDI es nuestra carta de navegación, define conceptos tan importantes como la misión, la visión, nuestros valores, así también las áreas estratégicas. Es importante que académicos, funcionarios y estudiantes nos informemos y vayamos realizando las actividades que sean necesarias para cumplir con los objetivos estratégicos y operativos y así cumplir con las metas del plan”.

En tanto, para Julia Cubillos, coordinadora del proceso de Autoevaluación Institucional, el PEDI proyecta todos los desafíos de una universidad compleja, cumpliendo así a la demanda social con la cual se origina el proyecto de universidad para Aysén. En cuanto a los puntos que se abordan en el plan, Cubillos destacó que “la calidad es un desafío que en la UAysén nos hemos propuesto desde el comienzo y hoy con la aprobación del PEDI reafirmamos que nuestros valores van de la mano con lo que nuestra comunidad regional requiere y la innovación que Chile necesita. Además, estamos trabajando todos juntos y organizados por una universidad que avanza en inclusión, en género y eso está reflejado en nuestra carta de navegación”.

Respecto a las áreas de acción que presenta el PEDI se destaca la consolidación de una oferta académica que aporte al desarrollo regional y nacional, la generación de investigación de punta e innovación, que contribuya a los territorios. Finalmente, promueve la vinculación de la Universidad con los actores del medio lo que impactará en los procesos formativos en sus futuros profesionales.

En este último punto, la Estatal de Aysén además de estar acorde con las nuevas leyes universitarias de Educación Superior y Universidades estatales ha establecido objetivos operativos que le permiten avanzar en investigación, en formación, en vinculación, en gestión de calidad, todo ello de manera transversal con perspectiva de género, posicionándola como una universidad estatal pionera en asumir los desafíos que plantean dichas normativas.