Proyecto Fibra Óptica Austral Implicancias técnicas y de desarrollo en Aysén

Las comunicaciones son actualmente un pilar de desarrollo tanto en ciudades como lugares apartados, en este sentido tener una carretera digital a nivel de fibra óptica ha permitido saltar de la antigua tecnología ADSL con tasas de transferencia máxima de 24Mb/s hasta las que hoy tenemos en el hogar que pueden alcanzar incluso los 400Mb/s con esta tecnología óptica. Con el proyecto de Fibra Óptica Austral recientemente lanzado por el Gobierno, la región de Aysén logrará posicionarse de manera importante en estos estándares tecnológicos.

¿Qué implicancias tiene este proyecto para el desarrollo de nuestra región? Sin duda, la conectividad es un factor clave para la digitalización y para el desarrollo de tecnologías de información. Mejorar la conectividad permite establecer una base tecnológica que facilita compartir datos de distintas características, en ámbitos tan diversos como gestión ambiental, registros administrativos, políticas públicas, desarrollo industrial, etc. Si bien el proyecto no es perfecto, considerando que quedan afuera territorios tan relevantes como Villa O’Higgins, de todas formas es un paso adelante para que los territorios tengan acceso a datos e información con mejores estándares de calidad.

Ahora, la disponibilidad de datos es relevante, pero esto por sí solo no asegura que la región vaya a desarrollarse digitalmente. Se requieren capacidades humanas, más allá del ámbito técnico, para que estos datos puedan ser gestionados y puedan transformarse en información y conocimiento relevante que apoye a la toma de decisiones de los actores regionales, tanto en el contexto de las Pymes, la gran industria y en el servicio público. Al revisar datos del Servicio de Impuestos Internos al 2016, se observa que solo un poco más del 1% de las empresas en Aysén se desenvuelven en el rubro de las telecomunicaciones y la informática. Esto revela una oportunidad en el desarrollo de capacidades humanas para gestionar de forma adecuada esta gran disponibilidad de datos que entrega una mejor conectividad. Sin duda, las instituciones complejas de Educación Superior en la región tendrán un rol fundamental en este potencial desarrollo.