Obstetricia en la Universidad de Aysén

FOTO_Ximena Paredes 001
Jefa de Carrera Obstetricia

Se acerca un nuevo proceso de postulación a las universidades chilenas, momento en que los jóvenes deben decidir qué es lo que estudiarán. Actualmente existe mucha información acerca de diferentes temas que deben ser tomados en cuenta para elegir con pertinencia la carrera que marcará su futuro.

Dentro de las seis carreras que tiene la Universidad de Aysén, está Obstetricia que en Chile posee una de las historias más largas de las carreras de área de la salud, en conjunto con medicina. En 1854, se creó la primera Escuela de Obstetricia, donde su objetivo principal era formar personas capacitadas en la atención del parto, debido a la gran mortalidad materna e infantil de la época. Si yo le pregunto a usted si conoce el rol profesional de una matrona-matrón en la actualidad, lo más probable es que aún nos relacione solo con la partería, pero a medida que la sociedad ha ido creciendo y se han ido incorporando otros tipos de necesidades biopsicosociales a nivel de salud pública. La matronería se ha ido reconvirtiendo y reformándose siempre con el objetivo de mejorar la salud sexual y reproductiva de las mujeres, hombres y niños del país, con enfoque de género, respetando los derechos sexuales, interculturalidad y discapacidad, teniendo de esta forma protagonismo en el desarrollo de programas gubernamentales tanto como de salud, educación y protección social.

La matronería en Chile y el mundo es reconocida por su participación en la mejora continua de los indicadores, situación que ha hecho que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiende a los países la formación de matronas y matrones especialistas para abarcar temas de obstetricia, ginecología, neonatología, promoción y prevención de enfermedades de transmisión sexual, violencia de género y en la gestante; atención profesional del parto, y del recién nacido sano y patológico; educación en la comunidad, atención pre-concepcional y atención perinatal, entre otros.

La Universidad de Aysén con su carrera de Obstetricia está formando personas con pensamiento crítico y reflexivo en torno al rol profesional en lo asistencial y  docente, en gestión e investigación. Todo ello con un gran componente territorial y compromiso con la región, el cual no hay duda que será un gran aporte para el país y es una opción que se debe considerar al momento de elegir una carrera.